Visto el notable éxito que están obteniendo Riot Propaganda o incluso Sons of Aguirre entre el heterogéneo público que escucha Rap metalizado, conviene rescatar del pasado más reciente el disco debut de una formación de Hip-hop Hardcore como S.O.S. Su disco “El valls de los muñecos rotos” fue publicado en enero de 2015 por el sello Maldito Records y pronto tendrá su continuación, ya que sus integrantes se encuentran en plena grabación de una segunda entrega.

La estética de S.O.S. es la de la sudadera y la capucha cubriendo parte del rostro, sin que por ello se les pueda considerar ni B-boys puros ni tampoco integrantes de un “bloque negro” anarquista de intervención directa. Su mensaje es político, eso resulta indudable, pero hay variedad en esta declaración pública de las opiniones sociales y las experiencias personales de este cuarteto de la aragonesa localidad de Jaca, a los pies del Pirineo en la provincia de Huesca.

El ocasional juego a dos voces y una durísima y magra base de bajo y batería percutora ponen los riffs de guitarra en dirección a una flecha cargada de agresividad -a veces se diría que excesiva, como suele pasar con este estilo-, pero que cumple su objetivo de dejar exhausto a este curioso combo de Metal rapeado. Su líder Nico suelta sus versos con la suficiente claridad como para que al mismo tiempo se entiendan bien sus frases y no se desaproveche ni un sólo elemento del impacto vocal.

Canciones como “Sangre y lágrimas” o la rítmica pista que da título al propio disco sirven de bálsamo para tanta efervescencia. “Recuerdo y olvido” es otra muestra de las posibilidades de la banda cuando se adentra por la experimentación y los pasos cortos instrumentales. “Ultimatum” apuesta doble por el riesgo, revelando por dónde pueden ir sus próximas aportaciones.

La historia de S.O.S. parte de 2009 y obtiene reconocimiento crítico en 2012 cuando se hace con el primer premio del concurso organizado por ZGZ Conciertos y la Sala Keeper de Zaragoza. Su CD fue promocionado con el videoclip del tema “Fase Rem” y contó con la colaboración de Thut L2N en el featuring de “Deshacernos”.

 Leo Cebrián Sanz