Sebastian Bach, comparando a los músicos de antes y a los de ahora, se ha mostrado bastante crítico con las nuevas tecnologías y ha dicho que ya no hay grandes frontman:

“Creo que tiene mucho que ver con la tecnología y las computadoras de hoy, tanto que no hay manera de que muestren su verdadera alma. En canciones de Skid Row como ’18 & life’, ‘I remember you’ o ‘Monkey business’ lo que se oye es lo que salió de mi garganta, no Pro Tools, ni ordenadores ni cosas así; no existían entonces. Y lo mismo pasó, obviamente, en los discos que nos gustaban de los setenta y ochenta. Por eso hoy no encontramos buenos cantantes, porque no podemos oírlos detrás de tanta tecnología (risas). Todo suena demasiado perfecto y los seres humanos no somos perfectos.”

“Hoy grabas una toma, te sale a medias o medio bien, va el productor o el ingeniero, la ajusta en su portátil y hace que suene como una buena toma; pero realmente es una toma mala. Es justo lo contrario a lo que hacíamos antes, que cantábamos lo mismo cien veces hasta hacerlo bien o las que hiciera falta hasta encontrar la magia o algo sorprendente en una de ellas. Creo que sin una computadora que te ayude, haciéndolo por tu cuenta, tus habilidades mejoran.”

Bach declaró hace un par de años que la forma como suena el disco ’13’ de Black Sabbath, aunque sea actual, le encanta, que parece de los años setenta; que es un sonido que buscaría en sus discos.