El mes pasado Steven Adler –batería, ex Guns N’ Roses– contó que él estaba esperanzado en tocar más canciones en las apariciones escuetas que hizo sobre el escenario en la gira actual de Guns N’ Roses; dijo que esperaba al menos hacer todos los temas de ‘Appetite for destruction’ que tocaban. También desveló que con Axl Rose sólo cruzó unos saludos, que casi no lo vio, salvo sobre el escenario, y narró otras anécdotas en las que, por ejemplo, dejaba mal parado al Duff McKagan.

Ahora se le han preguntado en una entrevista más detalles y sus palabras han sido:

“He tenido la mejor experiencia el año pasado tocando con ellos. Hubiera deseado que Izzy Stradlin (guitarrista) estuviese también allí, pero fue maravilloso porque, de algún modo, yo merecía tener una despedida. Y no tengo nada más que decir, lo siento. Es todo lo que puedo contar. No hay más que decir. Literal y honestamente, de verdad, no puedo ni decir por qué no puedo contar más. ¿De acuerdo? De verdad que no puedo, no puedo.”

– ¿Deducís, como hacemos en la redacción de LosMejoresRock.com, que Guns N’ Roses le han hecho firmar algún tipo de contrato para mantener la boquita cerrada y, de paso, Adler recibir un dinero que no le viene nada mal?