Vivian Campbell, actual guitarrista de Def Leppard y Last In Line, habló recientemente acerca de su enfermedad de cáncer, concretamente el linfoma de Hodgkin, el cual se le diagnosticó en 2013:

“Es una de esas cosas que parece que das un paso hacia adelante y dos para atrás.”

“No estoy preocupado por mi enfermedad, nunca lo he estado, de verdad. Quizás ese no sea el enfoque correcto, no lo sé; pero no pienso en ello y a mí me funciona. El tratamiento que recibo ahora es de una vez al mes y parece que mantiene a raya al cáncer, además es muy benigno en cuanto a efectos secundarios, nada que ver con lo agresiva que era la quimioterapia que recibí hace un par de años. El próximo verano me volverán a evaluar, probablemente me tengan que tratar con radiación de nuevo, pero, ya digo, no pienso en ello; es como un matenimiento, como ir al dentista.”

“Me siento muy afortunado de ser capaz de seguir desarrollando mi trabajo. Cuando me diagnosticaron el cáncer, mucha gente me sugirió que me quedara en casa, que me cuidara… pero yo no podía pensar en algo peor que eso, honestamente.”

“Tener cáncer lo que hizo fue como quemarme el culo. Despertó la pasión por mi vida y por mi trabajo. Fue la mayor razón por la que puse en marcha el grupo Last In Line. Nada me alegra más que salir y vencer la mierda con mi Les Paul soltando la agresividad con ella. En Def Leppard no puedo ser tan agresivo, musicalmente; el reto en Leppard es más vocal.”