II Festival UNIDOS POR EL METAL

CIUDAD: Leganés (Madrid)
LUGAR: Plaza de toros La Cubierta
FECHA: 20 diciembre 2003
PUBLICO: Más bien heavy y algo rockero

CRIENIUM.- Abrieron la tarde en la hora de la siesta. Contaron con la colaboración de Silver en uno de los temas.

YAXTABIÉN.- Salieron en segundo lugar presentando algunos temas de lo que será su nuevo trabajo junto con sus ya míticas canciones.

Yaxtabién

 

LEGEN BELTZA.- Son vascos y futura promesa del Thrash Metal. Muy, muy brutos. Con un sonido rompedor, si ignoramos que nos encontrábamos en La Cubierta, donde el sonido era tristemente penoso y todos los grupos se dejaron la piel para que aquello ‘sonara’.

MANDRAKE.- Sobre las 18:20 h. pudimos ver a los valencianos defendiendo sobre el escenario su sonido Hard Rock, con una formación que incluía bajo, batería, guitarra, voz y teclado, el cual daba un toque especial.

Mandrake

 

SADIE’S ACTION.- Salieron a las 19:05 h. con un cantante suplente (aunque ya tienen a su «cantanta»). Hicieron un buen espectáculo y Suso, el guitarrista, no paro de moverse y nos obsequió al final de la actuación con unos mortales; en uno de ellos casi se nos mata.

Sadie’s Action

 

AL OTRO LADO.- Son los antiguos Jake Mate y hay que decir que son los ganadores del concurso de maquetas del primer «Unidos por el Metal». Son de Leganés, actuaban en casa, y tuvieron la mala suerte (no esta noche, que lo hicieron bien) de que se les quemó el local de ensayo hace poco. Rimer Rock y Obús han tenido el detalle de regalarles la recaudación de sus artículos de promoción.

Jessy L. & Yoly V.

Fotos Mandrake: Yoli Velázquez

 

SÍNKOPE.– Los extremeños, ya con la plaza un poco llena, dieron un buen concierto y Vito, el cantante, se dejó la piel. Temas como «De la piel del Diablo» o «Sin cruces ni cementerios» calaron muy bien en el respetable. Tocaron sobre todo canciones de su último disco «Y evoluciona el hombre». Se notó que éste no es un grupo que lleva cuatro días precisamente en esto.

ARS AMANDI.- Los madrileños, con una puesta en escena bastante buena y con esa mezcla de Rock y sonidos medievales, nos recordaron a veces a Labanda o a Ñu, salvando las distancias. Presentaron su único disco en el mercado, «Autóctono», y sonaron temas como «Tu ley», muy bien interpretada en general. Dani (cantante) le da vida y movimiento al espectáculo. También escuchamos «La suerte está echada», «Desierto»… Buen y conjuntado sonido por parte de estos cuatro músicos.

LUJURIA.- Uno de los platos fuertes del festival venía de la mano de los segovianos. Impresionantes. Venían con su «El poder del deseo» y, con él, mejoró un poco el sonido. Tocaron hora y cuarto, más o menos. En el pie de ‘micro’ del incansable gran ‘frontman’ español, Óscar, colocaron una mano en posición… En fin, que el personal se lo imagine. Tocaron «Mozart y Salieri», «Dejad que los niños se acerquen a mí» (con charla de Óscar incluida), y clásicos como «Sin parar de pecar», su tributo a Muro con «Traidor», etc. En definitiva, un gran regalo para el público y la confirmación de una gran banda que no para de dar buenos conciertos.

Arturo Carmona

 

OBÚS.- Fría, muy fría noche de diciembre para disfrutar de la presentación ‘a tutiplén’ de Obús en Madrid tras la edición de su buen último disco llamado «Segundos fuera». Como bien nos dijo Óscar de Lujuria, el Rock no es moda, es un modo de vivir… y a sus muchos… tantos años, Obús son unos de los más fieles seguidores de esta filosofía tan sincera y especial y desde siempre lo han demostrado desde dentro y fuera del ‘ring’… digo, del escenario. Vamos con ellos: Cómo era lógico, fue el concierto que más gente congregó, aunque no creo que hubiera más de 2.500 personas en la plaza para ver a Fortu y compañía.

Una pena porque fue un conciertazo, empezando con un escenario de auténtico lujo (un montaje espectacular que sólo se puede comparar en los últimos años en España con los de Mago de Oz), con una batería metida literalmente dentro de un ‘ring’ completo, el clásico ‘logo’ de Obús entre balas, plataformas y pasarelas, unas luces de impresión, pirotecnia, sorpresas escénicas… y terminando con una banda siempre solvente que pasa el notable cuando Fortu quiere y responde al 100% cmo hizo esta noche.

De Paco, Fernando y Juan Luis hay poco que contar (o mucho, según lo miremos) porque la compenetración, ‘feeling’ y la manera de clavar los temas sin el más mínimo ‘gambazo’ es destacable queramos o no; aparte de que lo hicieron tan bien como siempre y disfrutaron e hicieron disfrutar a todo el mundo con la propuesta macarra, Heavy y gamberra de siempre, acentuada si cabe por la naturaleza de «Segundos fuera».

Comenzaron a ritmo de «Sin dirección» del último disco, con un Fortu saltando al ‘ring’ en el modo más estricto de la palabra, vestido de boxeador y precedido por una señorita de muy buen ver (no tenéis mal gusto, señores de Obús) que anunciaba el comienzo con cartel en alto al clásico modo del boxeo. Al principio se centraron en temas de su disco anterior, pero a partir de «Pesadilla nuclear» (con un Fortu en plenas facultades vocales y la banda dando caña cómo antaño) se desataron los Obús más clásicos y fueron alternando, con el tino y acierto que da la experiencia, temas de siempre con las canciones de sus dos últimos discos.

Destacar que tocaron cinco del último (con una cañera «Segundos fuera» que les quedó de lujo y el ya clásico «Esta ronda la paga Obús», con la que cerraron el concierto mientras el personal se repartía entre la barra para beber ‘birra gratis’ o las primeras filas para mover los pelos ante la caña de este nuevo himno -yo fui de los segundos-. Del resto me quedo con los clásicos «Te visitará la muerte», «Dinero, dinero», la preciosa y macarra a un tiempo «Complaciente o cruel», una siempre fiestera «Vamos muy bien» (pese al ‘gambazo’ de Fortu con la letra a mitad del tema), el cañonazo que siempre será «Va a estallar el Obús» (¡y vaya si estalló!), y una intensísima y pegadiza «Que te jodan» que me sigue pareciendo lo mejor que ha compuesto Obús en los últimos años.

Hubo detalles curiosos como ver a Fortu patinando en la roquera «Otra vez en la ruta» (que, pese a no ser su mejor disco precisamente, nadie conocía. ¡Cómo me sigo ofuscando con estos ‘desconocimientos’ de la peña, no puedo evitarlo), el detalle de escuchar a Txus de Mago tocando la batería en «El que más» (no se si será casualidad pero sonó muy lenta y algo rara… y hasta ahí puedo leer y que cada uno saque sus propias conclusiones), el solo de Fernando desde una batería situada en las gradas altas justo enfrente del escenario (pedazo de puntazo, os lo aseguro), los cambios de atuendo de Fortu, entre deportista primero y ‘papá del Metal’ después (con cinturón de tachas y botas de vaquero como no podía ser de otro modo), ver al hermano de Fortu cantando (con una voz que tela… vendrá de familia el vozarrón), una preciosa nena del Metal encuerada (aceptando en este caso las dos acepciones de la palabra) y haciendo coros en el último tema … Pero lo mejor fue corroborar en directo el buen momento de Obús en todos los sentidos. Un gran disco, un fantástico montaje y una gran disposición y estado de la banda era lo que necesitaban para volver al lugar de privilegio que siempre les correspondió.

Como detalles negativos, un sonido que nunca será perfecto en esta plaza y, sobre todo, el cierto pasotismo de la gente, que casi no se movía y animaba muy a grandes rasgos estropeando sin duda la que pudo ser una noche gloriosa y que se quedó un tanto a medias. Supongo que lo grande de la plaza (una sala como Macumba o La Riviera hubiera sido el escenario perfecto), el cansancio acumulado, el frío que hacía y la distancia entre escenario y público no ayudaban en absoluto, pero lo cierto es que Obús lo dieron todo y la gente no respondió como se merecían.

David Esquitino

 

CONCLUSIONES:

A. Carmona.- Me pareció un gran festival para apoyar a las bandas que están haciéndose un hueco en este mundillo y una buena forma para que otras ya consagradas, como Obús, presenten su último disco; aunque, como de costumbre, el sonido de La Cubierta dejó mucho que desear. Sigue sin parecerme buena hora las cuatro de la tarde para comenzar, muchos nos perdimos a las primeras bandas que tocaron. A los de Rimer Rock: ¡A seguir luchando por el Rock!

D. Esquitino.- Una gran iniciativa, una vez más de Rimer Rock, el festival, aunque creo que deberían mejor intentarlo poco a poco, que de golpe y a lo grande. Deberían luchar por esto teniendo en cuenta la cabeza y no sólo el corazón (utilizar ambos es necesario para que funcione pero hay que saber que las cosas en España no van a cambiar de un día para otro). Esto no es un rapapolvo ni un tirón de orejas; todo lo contrario. Pero es cierto que este festival en una sala hubiera sido un cañón y así se quedó un poco en escopeta de fogueo. Bueno, enhorabuena a los grupos por el buen trabajo y, sobre todo, un gran abrazo y mi más sincera enhorabuena a Obús por arriesgarse y por jugar a ser grandes otra vez. Ojalá la gente permita que sea así y vuestro esfuerzo sea recompensado como os merecéis. Para mí seguís siendo «los que más»… aunque eso ya lo sabéis.

NOTA: Fotos de Mandrake y Ars Amandi hechas por Yoli Velázquez

 


 

IRON MAIDEN

CIUDAD: Madrid
LUGAR: Palacio Vistalegre
FECHA: 2 Noviembre 2003
PUNTUACIÓN: /+/+/+/+/ /

Algunos días antes del concierto, unos amigos me preguntaban que ‘si los Maiden esos’ no se iban a separar nunca. Pues bien, a ellos y a todos los que piensan de manera similar hay que decirles que esta es una de esas bandas que no tiene razones para separarse, sencillamente porque sus actuaciones superan ampliamente en calidad a las de las más jóvenes y más modernas, por repertorio y por saber ofrecer lo que tu gente espera. En su enésima visita a Madrid -la segunda en 2003- estos iconos del Heavy se lo llevaron de calle, gracias a una actuación brillante y variada, y a pesar de optar por el riesgo de tocar bastantes temas de su último trabajo, ‘Dance of death’, algo que, como era de esperar, enfrió bastante el ambiente (y calentó la barra del bar). Pero no faltaron tampoco esos himnos que quien más y quien menos ha coreado al menos una vez en algún garito, como «Can I play with mandes», «The trooper», «Wratchild», «Fear of the dark», «The number of the beast» o «Run to the hills», con la que finalizó un recital de ciento cinco minutos clavados. Dudo que una sola de las quince mil personas que en el recinto se congregaron pensara en algún momento que Iron Maiden deben separarse debido a su edad. Pero hay algo que sí puede aún estar atormentando a más de uno: ¿cómo pudieron sobrevivir Harris y los demás sin Bruce Dickinson?

David Gallardo

 


 

TRANSFER + DESPISTAOS

CIUDAD: Madrid
LUGAR: Gruta 77
FECHA: 30 noviembre 2003
PUNTUACIÓN: /+/+/+/+/ /

Domingo rockero para celebrar el primer aniversario del bar vallekano Dr. Jekyll. Abrieron la noche los valencianos Transfer, y es que los lunes se curra y tenían que marcharse cuanto antes a su tierra. Como siempre, Aris y compañía ofrecen su Rock Urbano honesto, sincero y hecho con el corazón. Durante una hora y poco tocaron canciones de sus cinco discos y animaron mucho al público, que llenó la sala.

Tras ellos les tocó el turno a Despistaos, joven grupo que está cosechando un gran éxito con su primer disco. Ya son clásicos temas como «Balas de plata», «La noche en vela» o «Ponme de beber». Además hicieron buenas versiones de grupos como Platero y La Polla. Muchos paisanos de Guadalajara no pararon de bailar ante su grupo. En resumen, muy buen bolo con dos bandas de Rock que nunca defraudan. ¡Larga vida al Dr. Jekyll!

David Carabias

 


 

THE DARKNESS

CIUDAD: Madrid
LUGAR: Divino Aqualung
FECHA: 14 diciembre 2003
PUNTUACIÓN: /+/+/+/+/ /

¡El Glam ha vuelto y yo con estos pelos! Ha vuelto en forma de cuarteto rockero, con un guitarrista y un batería con pinta de haber salido de los Ramones, un bajista de Village People y un cantante que tiene tan mal gusto a la hora de vestir como el Freddy Mercury de trapos ajustados. Verles cien minutos sobre un escenario convence a cualquiera de su valía. Mucho Rock, muchas palmas, muchos saltos a lo largo y ancho del escenario, pantalones prietos y de campana, camisetas de Thin Lizzy, choques de manos entre los músicos… todo muy estudiado pero todo muy efectivo, y el público tan contento. En Inglaterra venden discos como rosquillas y nadie se explica las razones. Tal vez sea porque divierten. O porque, como dicen en su web, son «cuatro hombres que hacen Rock, nena».

David Gallardo

 


 

SILICONE TRANSPIRATE

CIUDAD: Madrid
LUGAR: Sala Xalamandra
FECHA: 19 diciembre 2003
PUNTUACIÓN: /+/+/+/+/ /

Estuvimos presenciando el concierto de este grupo con disco ‘autoeditado’ y nos sorprendió lo bien que se lo montan en directo. Dani y los suyos presentaron su primer disco «Firekid» en una sala en la que la gente salió bastante contenta del bolo. El sonido fue muy bueno y cañero, todos los músicos vienen de otras bandas y eso se nota. Han metido a una corista al grupo que rellena bastante las partes vocales. «Si nos invitan a huir» o «Extremismos» ya son piezas clave en su repertorio. Además pudimos oír varios temas nuevos que no suenan nada mal. Interesante directo el de los madrileños Silicone.

David Carabias