Aún no hemos tenido la oportunidad de poder hojearlo entre nuestras manos, pero no queríamos dejar pasar más tiempo sin reseñar la edición hace ya algunas semanas de “Inoxidable” (Apache Libros), el que muchos califican como libro definitivo sobre la historia del Hard Rock y el Heavy Metal en España. Su autor es Fernando García Poblet, que en 2005 nos sorprendió con un estudio titulado “Espíritus rebeldes” -sobre el origen y desarrollo del HM nacional- y un año antes ya se había estrenado como escritor con la biografía “Por el camino de las baldosas amarillas (en la tierra de Oz). Conversaciones con Mägo de Oz”.

Este Doctor en Historia y Ciencias de la Música, que también ejerce como Profesor Superior de guitarra, ha firmado un volumen de más de 600 páginas. El subtítulo de “Inoxidable” es ““El Heavy Metal en España, 1978-1985: fases de formación, cristalización y crecimiento” y su germen es una tesis doctoral presentada por el investigador en su ámbito universitario.

La obra está dividida en dos partes. La primera sitúa este movimiento musical y por ende artístico y cultural en el contexto social de la transición política española y la llegada al poder del PSOE, dos hitos históricos fundamentales de unos años convulsos a más no poder. Nuestra propia cara del televisivo “Ochéntame”, sin desmerecer en absoluto a este estupendo programa de Televisión Española…

Respecto a la segunda mitad de “Inoxidable”, el musicólogo efectúa un análisis casi técnico de las canciones más conocidas del género y de los parámetros creativos que operaron sobre las habilidades compositivas de los metaleros españoles. El Heavy en castellano es hoy por hoy uno de los atractivos más pretendidos por los coleccionistas de este tipo de música en el mundo entero, y todo ello gracias a una serie de particularidades creativas que lo hacen único y muy personal.

Fernando García Poblet argumenta del siguiente modo este paso fundamental en la de momento escasa bibilografía académica sobre un estilo que tanto éxito popular ha tenido y tan poco apego crítico y mediático ha recibido a cambio:

Escribir un libro serio sobre Heavy Metal en España (¡más aún si es español -tanto el género como el libro-!) nunca ha sido tarea fácil. Pero no porque haya poco material que analizar, ni porque sea complicado acceder a fuentes de primera mano, sino porque, simplemente, la cultura de este país lo ha relegado a una categoría anecdótica, despojándolo de un valor que le corresponde por derecho, y arrojándolo a la opinión pública como la banda sonora de los macarras y los delincuentes.

El Heavy Metal, con más de cuarenta años de existencia, y más de treinta de historia nacional, conforma uno de los géneros más ricos y diversos de cuantos componen el crisol de la música popular urbana. Sin embargo, en España apenas ha llegado a ser objeto de estudio, y es por ello que, mientras fuera de nuestras fronteras se encuentra cultural y académicamente normalizado, aquí continúa siendo considerado como algo marginal. Hasta hoy…”.

Leo Cebrián Sanz