Han tenido que pasar muchos años, ¡cerca de 40 nada menos!, para que una de las bandas más íntimamente ligadas al madrileño distrito de Vallecas pudiera ver reconocida su música con una actuación en las fiestas del Carmen, las que corresponden al castizo barrio del sureste de la capital.

El concierto de Topo, celebrado ayer jueves 13 de julio, pone así punto y final a una injusticia histórica, muy representativa de lo que culturalmente han sido las directrices  de los dos principales grupos políticos en España durante los años “de plomo” de los gobiernos municipales del PP y el PSOE. Que una banda como ésta no hubiera podido cantar al aire libre y de forma gratuita su inmortal clásico “Vallecas 1996” no merece mayor consideración que la derivada del propio hecho.

A la fiesta se sumó por cierto José Martos -ex batería de Barón Rojo, batería de los propios Topo en el disco “El rirtmo de la calle” (2015) y actualmente en Atlas-, que hizo una colaboración con la armónica en el tema “Trae a casa tu amor”, la versión del ‘Bring it on home to me’, de Sam Cooke. Ni que decir tiene que como siempre el concierto de Topo fue impecable en cuanto a repertorio, sonido y actitud. Faltaron temas nuevos de sus últimos discos, pero quizás hoy no era el día para interpretarlos, a tenor del público que tenían delante, más bien clásico y poco conocedor de la actualidad del cuarteto.

Este “hito” paritario con otros estilos de música menos “vallekana” nos recuerda lo ocurrido el pasado mes de septiembre con Asfalto en las fiestas del distrito de Arganzuela. Julio Castejón manifestó entonces muy emocionado desde el escenario que era la primera vez que actuaba a sólo unos cientos de metros de su casa, en aquel entorno y ambiente social que inspiró sus grandes y primeras composiciones.

Esta semana Vallecas es el centro neurálgico de la buena música en Madrid, ya que durante los próximos tres días se sucederán respectivamente los conciertos de Riot Propaganda, Orquesta Mondragón y Mägo de Oz. Nos referimos al Recinto Ferial oficial, porque desde hace años se celebran en una localización cercana las Fiestas de la Karmela, nacidas a la sombra de la represión ejercida por la concejala Eva Durán durante su tenebroso mandato como Concejala-Presidenta de esta autoproclamada “República Independiente”.

Aquel foco de resistencia ha perdido parte de su sentido con la alcaldía otorgada a Ahora Madrid, pero por si la tortilla vuelve a su cara opuesta ellos siguen ahí, ofreciendo un punto más de riesgo y compromiso que el de la programación formal. Para el domingo habían anunciado un concierto de Decibelios, pero su baja de última hora será compensada con las descargas de jueves a domingo de Luis Pastor, La Vallekana Sound System, Yo No Las Conozco o Kaos Urbano, entre otros artistas invitados. Al “Despacito” de Luis Fonsi ni está ni se le espera…

Leo Cebrián Sanz