El próximo 20 de enero finaliza la exposición “Psicodelia en la cultura de la era Beat (1962-1972)”, la segunda gran muestra que ha protagonizado el otoño cultural madrileño junto a la ya finalizada “El pintor de canciones”.  La “expo” se inauguró el pasado 17 de octubre y aún permanecerá algunas semanas en la sala Picasso del Círculo de Bellas Artes.

Se trata de un nuevo y afortunado intento de relacionar el movimiento contracultural de los años 60 con su impacto en las artes visuales, principalmente el diseño gráfico. La historia del Rock adquirió unos tintes psicodélicos a raíz del “verano del amor” de 1967 y tomó unas directrices estéticas muy propias, como se plasmó en decenas de carteles de conciertos y portadas de discos.

El impacto fue tal, que incluso países del entorno soviético como Checoslovaquia se vieron influidos por unos aires de libertad que en este caso habían sido ahogados poco antes por la invasión rusa de la llamada “primavera de Praga” en 1968. De allí precisamente vienen los fondos de esta selección de cuadros e ilustraciones, que han sido cedidas por el coleccionista privado Zdenek Primus.

El estudioso checo ha recopilado las cubiertas de los discos más representativos -bien por su valor histórico o de innovación pictórica o conceptual-, así como revistas de Rock y opinión, libros y folletos de diseño e inspiración psicodélica -incluso “psiquedélica”, como decía la prensa española conservadora de la época-. Resultan muy interesantes las piezas procedentes de la República Checa y otros territorios poco tratados en el estudio de la contracultura, ya que casi siempre la óptica empleada en estas citas tiene un origen británico o estadounidense.

Para quienes no puedan acercarse a la capital para disfrutar de esta convocatoria tan inusual en la agenda cultural madrileña, cabe recordar que el Círculo de Bellas Artes ha editado un catálogo muy interesante sobre la exposición. En él podemos encontrar artículos  del propio Zdenek Primus, además de otros de los especialistas internacionales David Tippit, Jürgen Struck, Vladimir “Hendrix” Smetena y Jaroslav Foršt y los locales Mariano Antolín Rato, Juan Pablo Silvestre y Patricia Godes.

Leo Cebrián Sanz