La prensa alternativa de carácter rockero y metalero es una realidad constatable, como real es el papel en el que se imprimen estas dos publicaciones en formato cuartilla.

Uno de ellos es un habitual de la casa, que sigue dando muestras de una envidiable salud editorial gracias a la recuperación del patrimonio musical de todo un territorio. “La Cataluña Metálica” ha alcanzado ya su quinto número, esta vez con un contenido de lo más diverso. La cabecera que dirige Albert Solé desde la localidad de La Solana, en Ciudad Real, incluye monográficos biográficos sobre grupos tan poco conocidos dentro y fuera de Catalunya como Alerta Mixta, Almogàvers, Escalera de Color, Mysthical, Trip,  Viuda Negra y Zeus, de cuyo cantante Félix Bustillo se regala una impactante imagen postal en blanco y negro. La formación más relevante que se reseña es Legion, uno de los referentes de nuestro Thrash Metal.

También se completa la enciclopedia de fichas de grupos ya desarrollada en anteriores números con las pertinentes y respectivas encuestas comunes a Cyan Bloodbane, Perversión y Tro. La parte más actual y divulgativa se centra en una amplia e interesante entrevista a Alesis Alonso, presidente de la Associació Cultural Metalcova, el gran club “metalero” que opera desde Barcelona. Otra buena conversación es la que mantiene uno de los colaboradores de “La Cataluña Metálica” con Mr. Robert o Robert Tomás Montolío, un músico histórico del Rock catalán desde hace cuatro décadas, a quien sobre todo se relaciona con los primeros años de carrera de Joana Amaro. Tampoco hay que perderse la nota de humor que aporta ‘L’ull de poll del especial fin de año 2020’, una reflexión de Paulí Gil sobre el contenido de la anterior entrega del fanzine.

Muy diferente es la propuesta que ofrece “Hedor a Muerto”, un ‘zine de 44 páginas que bucea en lo más subterráneo de los géneros que orbitan en torno al concepto genérico del Metal Extremo. Este número 0 ofrece una auténtica “metralleta” informativa de noticias y reseñas sobre ediciones en todo tipo de formatos: cintas y vinilos de 7”, de 8”, de 9”, de 10” y de 12” -¡no sabíamos que hubiera tantos!-. Un selección de lanzamientos “Para escuchar” destaca aquello que más puede interesar a los lectoras y las lectoras de esta revista nacida del puro underground. “Para leer”, obviamente, dedica sus recomendaciones a la letra impresa de otros colegas del quiosco musical independiente, incluyendo libros al uso de géneros musicales no necesariamente «ruidistas».

Como contenidos destacados destacan la entrevista al grupo Saint Vitus y un especial sobre el fanzine Monkeybite, que se editó en Estados Unidos entre los meses de enero de 1997 y 1998, por fijar dos fechas a título orientativo. Otra reivindicación bibliográfica es su informe sobre Gore Lunatic, publicación japonesa que se mantuvo activa entre los primeros meses de los años 90 y mediados de 1995.

Con la libertad que le caracteriza en el resto de sus páginas, la contraportada de “Hedor a Muerto” reproduce el comunicado de Eduardo Rodríguez Rodway, el único componente vivo de los legendarios Triana, sobre la disputa que mantiene con los inmorales músicos que se presentan en directo con el usurpado nombre de los sevillanos.

Leo Cebrián Sanz