Leonor Marchesi, cantante argentina que desembarcó en España para suceder a Azucena al frente del grupo Santa, grabó en 1992 un disco en solitario titulado “Encrucijada” (PDI). El álbum fue registrado en los Ibiza Studios con unos productores y arreglistas de lujo, Dennis Herman y Dave Bilton. El primero era el ingeniero titular de los estudios, por los que pasaron muchos grandes nombres del Hard Rock y el Heavy Metal español de la época. También participó otro de los habituales en la isla, el batería Dave Holland -con pasado en Trapeze y aún entonces a las baquetas de Judas Priest-.

El repertorio registrado comenzaba con la versión en castellano de ‘Superstar’, un clásico de The Byrds también popularizado por Patti Smith. Marchesi se atrevió asimismo con otro título muy conocido: “El tamborilero”, que en el caso de España hizo muy conocida la interpretación de Raphael.

El tercer corte de “Encrucijada” fue “Sucedió”, cuya letra hacía clara referencia a la dictadura militar de su país. Esta pista formó parte del CD recopilatorio suizo ‘Stop The Army’, que abogaba por el desarme nuclear. En el compilado participaron prestigiosos nombres propios como Phil Manzanera (Roxy Music), Nina Hagen o Jhon Wetton.

Leonor giró por la península para presentar su debut en solitario acompañada de una banda propia. Hizo actuaciones en la alicantina San Juan, Ibiza, Madrid y con motivo del Encuentro Iberoamericano de Rock en Huelva, junto a Rosendo y los mexicanos Caifanes.

Su retorno temporal a Argentina en 1993 le permitió difundir sus canciones en locales como Halley, New Order, Prix D’Ami y The Roxy. Lo hizo con músicos distintos a los de su gira española. La disquera que ese año editó “Encrucijada” en su patria de origen fue DG Discos. Por su parte, la ACE (Asociación de Cronistas del Espectáculo) la nominó dentro de la categoría de mejor vocal solista de rock junto a sus compañeras Celeste Carballo y Divina Gloria, en reconocimiento a sus conciertos en el cono sur.

En tierras europeas el disco apenas tuvo repercusión comercial, por lo que Leonor Marchesi abrió un periodo de silencio artístico que se cerró en 1998 con la edición, también en España, del disco “Rosas de metal”.

Cara A: Superstar / No aguanto más / El umbral / Sucedió / No confíes / El tamborilero

Cara B: Como pasa un tiempo / Me aburren / Alucino / Yuppie / Hora de salir

Leo Cebrián Sanz