Gene Simmons ha expresado su preocupación por el “atroz daño colateral” que puede causar el movimiento #MeToo, contra el acoso sexual, y comenta que “cualquiera puede acusar de lo que sea y no hay ninguna presunción de inocencia”.

Las campañas #MeToo y ‘Time’s Up’ se lanzaron después del escándalo sobre acoso sexual que señaló al productor de Hollywood Harvey Weinstein. Como sabéis, a raíz de este primer señalamiento, muchas mujeres se animaron a denunciar no solo a Weinstein, sino a otras personas de la industria del entretenimiento, incluida la musical.

El bajista/ cantante de KISS ha dicho: “Es estupendo que las mujeres puedan expresarse, el lado positivo es que muchos tipos malos han sido señalados, y eso es bueno. Pero el daño colateral es atroz porque cualquiera puede decir lo que sea sobre otro, y este otro se queda sin presunción de inocencia. Ese es el problema, y que no puedas defenderte.”

Insiste Simmons en que en el momento en que te señalen, ya te han arruinado la vida, seas culpable o inocente. Se pregunta que dónde está el sistema judicial y por qué no toma cartas en el asunto, y añade: “La que acusa empezará a hacer dinero y a él lo avergonzará a diario. En lugar de una rueda de prensa, que te hace ganar dinero, ¿por qué no contratas un abogado y lo haces todo legalmente?”

Gene, que siempre presumió de haber estado con más de dos mil mujeres, ha sido acusado de acoso por al menos dos mujeres. Lo hicieron por medio de las redes sociales y los hechos no han trascendido mucho.