Complicado nombre el de este grupo suizo que demuestra ser de lo más inquieto en su afán por llevar su música a cualquier lugar “del mundo conocido”…, que es una expresión de lo más seductora. La ciudad de Ginebra se les ha quedado corta y Kess’Khtak han realizado conciertos en geografías tan distantes como la cubana -dos giras en 2011 y 2016-, la canadiense -Quebec, 2013-, la rusa -el mismo año- y la islandesa en una gira de 2017.

KSK, porque así es como quieren que les conozcamos si nos trabucamos con su denominación oficial, es una banda compuesta por los cantantes Florian Durand y Mathieu Mangola, Fouad Ilias (guitarras), Julien Leluc (bajo) y Adrien Roll (batería). En diez años de vida han alcanzado la envidiable cifra de 150 conciertos, amén de una discografía compuesta por dos álbumes de larga duración, un EP, un CD compartido o split y la edición de una grabación en directo registrada en la isla de Cuba.

En este maravilloso mundo del Metal globalizado, Kess’Khtak -pronúnciese Kessertak- aporta una combinación de “elementos de la música extrema en una fusión sin igual de furia, velocidad, agresividad, Groove y ritmos pegadizos”. Death Metal y Grindcore, pero con muchos matices variopintos que lo enriquecen y distinguen en tan atestada escena. Todo eso y mucho más lo demuestran en los siete temas de su nuevo álbum, ‘Unwritten Rules Prevail’, que Art Gates Records pone a la venta a escala internacional en apenas dos días.

Leo Cebrián Sanz