Hay territorios que siempre han dado grandes alegrías al Rock, y la frontera entre Toledo y Ciudad Real es uno de ellos. Entre las localidades castellano-manchega de Illescas y madrileña de Getafe nació en 2015 un grupo que reunía a componentes de A.L.H., Direkzion Kontraria y Mala Fama.

Su primer trabajo llegó un año después y fue una autoproducción titulada “La Furia Del Pobre”, en la que apostaban por el crossover o cruce de estilos, con predominio por el Hip-Hop canalla y el Rock callejero. Ahí estaban Eloy (voz y letras), Adri (guitarra), Parra (guitarra y coros), Álex (bajo) y Ahian (batería).

En este crisol musical conviven sus gustos por Muddy Waters, The Clash, Iron Maiden, Beastie Boys, Run DMC, Rage Against The Machine, Rancid, Qbert o DJ Craze, lo que da una idea muy aproximada de la valentía y riesgo de su empeño artístico. Los músicos de La Kruel afirman dar soporte a “letras sobre situaciones cotidianas y crítica social que van de la tristeza a la rabia incontenible”.

La Kruel Band reincide en esta línea de autogestión y creatividad en su reciente trabajo: “El Botón Del Pánico” (Rock Estatal Records), que consta de once temas -diez en estudio y una pista añadida grabada en directo: “Aquí mi fusil”-. Nuevos matices dan forma a su último cancionero, en el que siguen muy presentes el Rock, el Metal y el Rap. En el álbum hay colaboraciones de Charo Miranda al violín, Jimmy Contreras al saxo, Chele Almena a la trompeta y Raúl Sojo a las congas.

Ya han actuado en sus provincias de origen y en otras como Guadalajara, Toledo, Ávila, León, Cáceres y la isla de Fuerteventura. La presentación de “El Botón del Pánico” tendrá lugar en Yuncos (Toledo) el próximo 26 de junio.

Leo Cebrián Sanz