La peña burgalesa Blusas del Metal se ha apuntado un tanto definitivo en su breve historia como colectivo con su rompedora intervención en las recientes fiestas de San Pedro y San Pablo. La intención de esta comunidad de rockeros y rockeras es que su presencia en la vida cotidiana de su ciudad visibilice su existencia y desde luego que con esta iniciativa lo han conseguido de sobra. Ya llevan un par de años participando en Fuentes Blancas y su última actividad les ha convertido en noticia incluso fuera de su entorno más inmediato.

El pasado domingo las gentes de la Asociación Metal Castellae -muy vinculadas por cierto al festival Zurbarán Rock- tomaron las calles de Burgos para desfilar en cuadrilla y servir de acompañamiento a una carroza muy especial. Sobre sus tablas estaba el grupo vasco de versiones Lion Heart, en el que tocan ilustres veteranos como Iñaki Susunaga -actualmente en los Alma Culter de la vocalista bilbaína Marilu-. Los músicos se maquillaron cual Carnaval y durante todo el trayecto de la comitiva interpretaron clásicos heavies de los 80 y 90. Tres horas de música en vivo, para asombro y disfrute del público burgalés.

https://fb.watch/dY1o61wOok/

La propuesta festiva de las Blusas del Metal les ha llevado incluso a la portada del diario local El Correo de Burgos, que refleja el impacto de su idea entre la ciudadanía presente en el cortejo. Con posterioridad la celebración se trasladó al Bar La Playa, donde la peña celebró . No se entiende que no ganaran el concurso, pero merecimientos hicieron para ello. Cabe recordar que toda la peña presente en el desfile lo hizo ataviada con las mismas camisetas y complementos (el tradicional pañuelo de las fiestas populares) y que en el encuentro participaron familias enteras y una buena muestra del rockerío de varias generaciones. Hubo guitarras inflables y una ambientación propia de nuestra cultura, que vuelve a demostrar que sabe integrarse perfectamente en la sociedad, venciendo así los prejuicios de quienes todavía en 2022 puedan seguir aferrados a los tópicos de antaño.

Leo Cebrián Sanz